REPARACION  BOMBAS  DE  INYECCION  MECANICA 

La mayoría de las bombas de inyección mecánicas que llegan a nuestro taller vienen con problemas debidos a una mala manipulación.

 

Esta es una norma común en el 99% de los casos..¿por qué es esto?...muy sencillo, porque, en muchos casos, cuando no se consigue dar con una avería, se suelen manipular sin ningún tipo de conocimiento o formación previa.

 

Como se puede ver a continuación, estas bombas son prácticamente eternas y sólo suelen dar problemas después de un largo período de inactividad, si no se las ha "hibernado" correctamente.

 

Su funcionamiento consiste en dar el caudal exacto de combustible, en el tiempo exacto del giro del motor y en el ángulo debido de la leva de aceleración...esto que se puede explicar en un simple párrafo, requiere de unos grandes conocimientos y medios para conseguirlo.

En realidad la bomba funciona como un pequeño motor dentro del motor, y está compuesta por unos émbolos internos (como si fueran pistones, dicho coloquialmente) y una especie de arbol de levas que los accionan. Dichos émbolos, impulsan el combustible pasando por una cremallera que abre o cierra el paso del mismo y que se acciona a través de la leva de aceleración.

 

Todo esto hay que lubricarlo a través de su propia toma de aceite...

 

Esta pequeña explicación sólo sirve para conocer a grandes rasgos el funcionamiento básico de estas bombas, pero para llevarlo a buen puerto, intervienen una serie de elementos que calibran estas acciones y que deben estar perfectamente afinados, de tal forma que una simple variación de un milímetro, nos puede dar al traste con una regulación óptima.

 

Entre estos elementos, se encuentran unos "planetarios" que son los que se encargan de dar más o menos caudal de combustible en alta y en baja.

Para regular todo esto correctamente, necesitamos de un utillaje especial y de un banco de pruebas apropiado...

Una vez colocada la bomba en el banco, se procede a hacerla girar a una serie determinada de revoluciones para comprobar que su caudal es exacto, pero hay que poner atención porque el caudal varía en función de los grados de apertura de la leva de aceleración, pudiéndose dar el caso de que a un determinado ángulo de apertura de la leva, el caudal sea correcto, pero en otros grados esto no suceda así, con lo cual tendremos que jugar con los diferentes elementos de calibración de la bomba para conseguir que el equilibrio de su funcionamiento sea correcto.

 

¿cómo sabremos el caudal correcto?...a traves de las especifícaciones originales de Bosch que tenemos en nuestro taller.

Como se puede leer en el margen derecho de las especifícaciones de Bosch, la bomba que estamos reparando en la foto, corresponde a un Porsche 911 S

 

Es muy importante dejar claro que, cuando definimos estas bombas como mecánicas, es que, realmente, lo son, de tal forma que todos los elementos que intervienen en su puesta a punto, son tuercas y tornillos, con lo cual, es muy difícil que fallen de un día para otro, por lo tanto las reparaciones que se realizan en ellas, son prácticamente eternas.

 

Una vez reparada la bomba, es muy importante calarla en su posición exacta, operación que debe ser realizada por un mecánico experto, ya que de no ser así, el motor no tendrá el rendimiento deseado.